Dulce Néctar, morbosamente adictiva

Hoy conocemos un poco mejor a Dulce Néctar… ¡cuidado, que es adictiva!

Cuéntanos, ¿cómo es Dulce Néctar a parte de dulce, morbosa y adictiva?
Lo cierto es que casi todo el mundo cree que soy muy seria, pues me cuesta un poco abrirme a los demás y mostrarme tal cual si no tengo confianza. A parte de que en mi trabajo u obligaciones soy muy responsable y exigente… Pero, en mi círculo íntimo soy una chica muy payasa, me gustan las bromas, el sarcasmo, decir tonterías y el humor absurdo. Eso sí, una conversación intensa y profunda es algo que valoro mucho.
Me considero cariñosa, apasionada y muy morbosa. Creo que el morbo y todo aquello que despierta nuestra excitación mental es capaz de proporcionarnos un placer extremadamente intenso, y no debemos renunciar a ello.
¡Totalmente de acuerdo!, cuéntanos más de Dulce Néctar y el sexo…
No me importa reconocer que en la adolescencia, tardé mucho en tener mi primer orgasmo, ni siquiera yo misma tocándome lo conseguía. Hasta que descubrí que mi mayor punto G lo tenía en el cerebro. La imaginación, las palabras, los fetiches, las fantasías, los juegos… Todo ello es un cóctel de placer asegurado, que puede convertir tu sexo en un manantial, las caricias en fuego y los orgasmos en un auténtico terremoto!
¡Queremos saber más! jiji ¿tus fetiches, fantasías…?
Me apasiona el BDSM en todas sus facetas. La Dominación que me hace sentir una Diosa, que disfruta manejado el látigo con Su esclavo, jugando con su dolor y su placer, usando su cuerpo a Mi antojo. La sumisión que te convierte en una perrita, a la espera de las órdenes de su Dueño, y sintiendo un placer indescriptible cuando Él lo siente…
Y que decir de los juegos o los azotes, mmmm, ¿qué hay más morboso que vestirte de colegiala traviesa o de profesora estricta, y dejar volar la imaginación?
¡Una combinación explosiva! Pero, dejando a un lado el sexo (sólo un ratito jiji), queremos saber cómo es la Dulce Néctar más cotidiana…
Soy masajista profesional, y quisiera montar mi centro de Fisioterapia y masajes. Pero de momento he trabajado en todo lo que ha podido, he sido masajista sí, pero también secretaria, niñera, camarera, bailarina, incluso he tenido la suerte de ser modelo de shibari, cosa que me ha encantado. Es un placer sentir el roce de las cuerdas, la presión, el olor… Convertirte en una erótica obra de arte digna de ser admirada para después disfrutar todo el día de las marcas de la cuerda en tu piel. El mundo bondage es algo apasionante y me encantaría volver a vivirlo.
¿Qué haces en tu tiempo libre?
Una de mis mayores aficiones es la repostería, me gusta preparar desde cupcake, bombones y tartas hasta las recetas más típicas (esas de nuestras abuelas). Adoro inundar la casa de olor a chocolate, vainilla o galletas recién hechas. Para mí es como un juego, así que me encanta experimentar y mancharlo todo, e incluso yo misma, jajaja.
A parte de eso me gusta mucho pasear por el campo, más aún si hace un día soleado y puedo perderme en algún lugar con un buen libro. Otra de mis pasiones es escribir, suelo hacer pequeños relatos o poesías (no solo eróticos, eh). Mi sueño sería escribir una novela negra o de intriga, pero de momento sólo he tenido pequeños ensayos.
¿Cómo encaja tu vida con el mundo de las braguitas usadas y el fetichismo?
Siempre he sido una apasionada de la ropa interior en general, mi primer liguero lo tuve con 12 años, y desde entonces no he parado. Me encantan los encajes, el cuero, las transparencias y el raso, últimamente me está llamando el tener algo de látex o pvc. Tengo braguitas, tangas, medias, sujetadores, camisones, culottes, leggins, bodys, corsets… Y me encanta sentirme sexy con ello, sobre todo si lo combino con unos buenos tacones.
Te sientes sexy, ¡y lo eres! No hay más que ver tus fotos…¿Y qué tal está siendo la experiencia?
Hacer cositas para compradores, llevar una prenda, hacer un vídeo, unas fotos, etc… Despierta un morbo inmenso en mí. Confieso que entré en la web por mera curiosidad a ver si vendía alguna braguita, y me ha sorprendido gratamente lo erótico que resulta pensar en lo que harán con tus cositas. Lo que vuela la fantasía y lo que excita este juego de vender tus prendas y situaciones más íntimas. Me gusta poner un pedacito de mi alma en todo lo que hago, hacer las cosas con cariño y elegancia, eso sí, poniendo siempre todo mi deseo y soltando mi lujuria al máximo.
Y, ¿qué tal en vende-tus-bragas en concreto?
Llevo poquito aún en vende-tus-bragas, pero no puedo más que decir cosas buenas. La web es muy profesional, las chicas simpáticas, los chicos agradables. Y da gusto disfrutar de este juego tan morboso con total libertad.
¡Muchas gracias por la parte que nos toca!, ¿Algo que quieras añadir como nota final?
Una curiosidad morbosa: mi nombre se debe a mis primeras relaciones sexuales. Ya que mi pareja por aquél entonces, solía susurrarme lo delicioso que era mi néctar cuanto me practicaba sexo oral, eso me volvía loca y me quedó en el recuerdo para siempre. Así que, al ingresar en vende-tus-bragas no dudé que el Néctar era la mejor manera de definirme.
Como veis, una chica con mucho morbo… ¿Quieres conocerla mejor? Contacta con ella aquí.
Os dejamos con un vídeo de Dulce Néctar muy morboso, para que la veáis en movimiento!!!