La ropa interior usada

En pleno s.XXI, hace años, décadas, y más, que la ropa dejó de ser mera vestimenta para convertirse en un símbolo, una construcción social, del mismo modo que lo son el lenguaje, el arte plástico o la literatura.

Mediante la moda, la ropa, expresamos estatus socio-económico, gustos, personalidad, intereses e incluso estados de ánimo. Pues aunque nos definamos a nosotros mismos con un estilo de vestir, este cambiará de un día a otro, según cómo nos sintamos. La ropa es una parte relevante de la imagen externa que proyectamos a los demás, algo que como seres sociales es realmente importante.

La ropa interior usada

 

La ropa interior:

La ropa interior es esa parte de nuestra vestimenta más íntima, por ser la que en más estrecho contacto está con nosotros y la que es para los demás más difícil ver.

No obstante, aunque la ropa interior no esté pensada para ser exhibida por la calle, marca necesariamente gustos, personalidades, momentos… Porque somos nosotros, individuos, quienes la escogemos en la tienda, nos vemos o no bien con ella, juzgamos su comodidad y decidimos ponérnosla. Ya sea para el día a día, ya sea para una ocasión especial o para aquellas noches en las que sabemos que quizás alguien acabe no sólo viéndola, sino quitándonosla jiji

La ropa interior usada sexy

La ropa interior y el sexo:

Es algo más que ropa interior, puede ser un adorno y también puede ir más allá, suponer más excitación, ya sea por el mero hecho de quitarla, sea como sea la prenda, como por lo bien que queden, lo insinuantes que sean, el tejido que tengan esas prendas etc.

La ropa interior femenina es todo un mundo: más adulta y sofisticada, o más casual, cómoda, infantil o deportiva…

Y la ropa interior, como toda vestimenta, se usa, se impregna de momentos, de fluidos… Hablemos de eso 😉

La ropa interior usada guapa

 

La ropa interior usada:

Si hablamos de ropa interior usada nos viene a la cabeza el término “fetichismo”. ¿Y qué es esto? Hay a quien, por desgracia, le suena a algo malo, vicioso, sórdido. Pero no lo es. Tener un fetiche no implica nada más que sentir un gusto, una atracción sexual hacia algo, normalmente una parte de la persona deseada, ya sea una parte de su cuerpo (podofilia, por ejemplo, con los pies), una forma de cuerpo concreta (gerontofilia, por ejemplo, si nos sentimos atraídos por cuerpos maduros), una reacción emocional de la persona (dacrifilia, por ejemplo, si nos atrae especialmente la gente al llorar), una actitud o rasgo de carácter de la persona (por ejemplo, gustarnos las mujeres dominantes), o bien una prenda que usa la persona, ya sea por su tejido (hay fetichistas del satén, del cuero, etc) o por el tipo de prenda en sí: leggings, medias, o ropa interior.

La ropa interior usada Madrid

 

Así pues, hemos de partir de la base de que un fetiche es simplemente un gusto, normalmente de tipo sexual, tan válido y respetable como que a una chica le gusten los chicos con vello corporal, o sin él; o que a un chico le gusten más las chicas rubias, o las morenas, o los senos grandes, o pequeños.

Tal vez en algún momento de tu vida has sentido atracción especial hacia chicas con un tipo de ropa concreto, ropa normal o ropa interior.

Tal vez te sientas atraído hacia la ropa interior usada. Si es así, disfruta tu fetiche, no hay nada de malo y gracias a Internet puedes hacerlo 😉

La ropa interior usada chica

 

Comprar ropa interior usada:

Es difícil conseguir ropa interior usada en el día a día. Sería muy embarazoso si te pillara tu pareja, amiga, vecina, etc rebuscando en su cesto de la ropa sucia y robándole braguitas usadas jeje

Por suerte, dado que es un fetiche muy común, hay páginas webs dedicadas a la venta de ropa interior usada, como Vendetusbragas.com

La ropa interior usada Barcelona

Aquí podrás ver a las chicas, sus anuncios, sus prendas usadas.. hablar con ellas y pactar las condiciones de la compra, lo que quieres que hagan llevando esa ropa interior (vida normal, salir, hacer deporte, ligar, masturbarse, etc) y los extras que quieras a tu pedido (ver a la chica en fotos con las prendas puestas, verla en vídeo haciendo deporte, masturbándose, etc)

Estas chicas están especializadas en personalizar fantasías fetichistas, de todo tipo, y en preparar a gusto de cada comprador su ropa interior usada.

Hay muchas mujeres de todas las edades, ocupaciones, constitución física, etc dispuestas a venderte su ropa interior usada, con todo su cariño y comprensión hacia el fetiche. Te esperan, te esperamos, en Vendetusbragas.com.